Puedes llegar a cualquier parte, siempre que andes lo suficiente.

Lewis Carroll es el seudónimo por el que es conocido en la historia de la literatura Charles Lutwidge Dodgson (Daresbury, Cheshire, 27 de enero de 1832 – Guildford, Surrey, 14 de enero de 1898), sacerdote anglicano, lógico, matemático, fotógrafo y escritor británico, conocido sobre todo por su obra Alicia en el País de las Maravillas.

El joven Charles inició su educación en su propia casa. Su precocidad intelectual fue extraordinaria. Se ha dicho que sufrió un trauma infantil cuando se le obligó a contrarrestar su tendencia natural a ser zurdo; aunque no hay evidencias al respecto. Sí sufríó de otra discapacidad: un tartamudeo que le afectó en sus relaciones sociales durante toda su vida. También padeció sordera en el oído derecho a consecuencia de una enfermedad.

En 1851 se trasladó a la Universidad de Oxford. Estaba excepcionalmente dotado y obtuvo con facilidad unos resultados excelentes. En 1857 logró un puesto de profesor de matemáticas que desempeñaría durante los 26 años siguientes . Cuatro años después fue ordenado diácono.

En Oxford se le diagnosticó epilepsia, lo cual constituía un estigma social considerable. Sin embargo, en fecha reciente John R. Hughes, director de la Universidad de Illinois (Chicago) ha sugerido que pudo haber habido un error de diagnóstico.

Fue concretamente en una excursión, según sus diarios, el 4 de julio de 1862, cuando Dodgson inventó el argumento de la historia que más tarde llegaría a ser su primer y más grande éxito comercial. Él y su amigo, el reverendo Robinson Duckworth, llevaron a las tres hermanas Liddell (Lorina, de trece años, Alice, de diez, y Edith, de ocho) a pasear en barca por el Támesis. Según los relatos del propio Dodgson, de Alice Liddell y de Duckworth, el autor improvisó la narración, que entusiasmó a las niñas, especialmente a Alice. Después de la excursión, Alice le pidió que escribiese la historia.

Dodgson pasó una noche componiendo el manuscrito, y se lo regaló a Alice Liddell en las Navidades siguientes. El manuscrito se titulaba “Las aventuras subterráneas de Alicia”, y estaba ilustrado con dibujos del propio autor. Se especula que la heroína de la obra está basada en Alice Liddell, pero Dodgson negó que el personaje estuviera basado en persona real alguna.

En 1864, Lewis Carroll estaba por publicar Alicia en el país de las maravillas. En enero de ese año, Carroll solicitó a John Tenniel que hiciera las ilustraciones del libro.

Este último lo pensó varios meses, hasta que accedió, en abril, a ilustrar la obra con 34 viñetas, a cambio de un pago de £138 libras. Para las ilustraciones, Tenniel recibió instrucciones precisas de Carroll, para garantizar que las ilustraciones reflejaban el mundo de la obra tal y como su autor lo imaginaba. Inclusive, Carroll le entregó una fotografía de la niña Mary Hilton Badcock para que la usara como modelo para Alicia.

No se sabe si Tenniel aceptó la propuesta. Por un lado, por lo que se puede apreciar en las ilustraciones, parece que sí, pues la Alicia que Tenniel dibujó es muy semejante a Badcock.

Pero, de manera contraria, una carta que Carroll escribió sugiere que Tenniel hizo caso omiso de la recomendación.