Social Smart Data vs Big Data

Smart Data en Lewis & Carroll

El concepto Big Data lo utilizamos hace ya tiempo, pero hace aún más tiempo que utilizamos el concepto Smart Solutions.

Del Big Data al Smart Data.

Enunciar que Smart Data es la fusión de Smart Solutions y Big Data es quizás de un reduccionismo excesivo, pero enfocarlo de esta manera creo que aporta una perspectiva útil para hablar de “Data” desde la perspectiva de las soluciones y no de las cantidades.

En el entorno Social Media, por supuesto, trabajamos con datos. Con muchos datos. ¿Tantos como para llamarlo Big Data? Probablemente no porque no podemos trabajar con más datos que los que somos capaces de manejar para realizar análisis  y extraer conclusiones.

Ahora bien…

¿Son las Redes sociales uno de los factores de crecimiento exponencial de la cantidad de datos que se generan en el mundo?

Sin duda alguna sí.

El pasado lunes 24 de agosto Mark Zukerberg anunciaba que, por primera vez, 1.000 millones de personas se conectaban a Facebook en un solo día .

Si tenemos en cuenta los datos que cada uno de nosotros facilita a Facebook, los datos que Facebook obtiene de nosotros en base a nuestro comportamiento en la red social, y los datos que generan las interacciones con usuarios, contenidos y aplicaciones… efectivamente estamos hablando de Big Data.

Sumemos ahora a esto algunos datos más:

          • los datos que generan los más de 1.000 millones de usuarios de YouTube
          • los más de 400 millones de usuarios de Instagram
          • los más de 380 millones de usuarios de Linkedin
          • y los más de 300 millones de usuarios de Twitter (por poner solo las principales redes sociales occidentales)

Todos estos datos tienen una cosa en común: no dejan de crecer.

Redes sociales marzo2015

Cada día generamos más datos y somos capaces de guardarlos en máquinas más grandes, al tiempo que somos capaces de procesarlos utilizando tecnología más sofisticada. Todo se hace más y más grande. Todo se hace más y más complejo.

Es la complejidad el verdadero caballo de batalla, no la cantidad. Obtener patrones comprensibles de una inmensidad de datos caóticos es algo extraordinariamente complejo.

Procesar enormes cantidades de datos requiere potencia. Identificar patrones, proponer hipótesis, realizar simulaciones y plantear soluciones requiere inteligencia.

Smart Social Data

La inteligencia para encontrar soluciones pasa por la inteligencia para plantear hipótesis. Si queremos llegar a una conclusión valiosa debemos partir de una hipótesis razonable.

Las herramientas de análisis y monitoring nos proporcionan una enorme cantidad de datos. Cualquier herramienta, desde la más básica a la más sofisticada, nos puede sepultar  bajo ingentes conjuntos de números, porcentajes y gráficos. No todos son igualmente relevantes. No todos tienen la misma importancia ni la misma utilidad de cada a extraer conclusiones tácticas o estratégicas. Decir esto es lo mismo que decir que no todos los indicadores tienen el mismo valor. Por lo tanto, hay que ponderar. Priorizar.

Cada Estrategia es distinta y cada Plan de acción diferentes, porque cada proyecto tiene planteados sus propios objetivos. No se puede generalizar en casi nada cuando hablamos de indicadores. Pero sí se puede generalizar en una cosa, una en concreto:

Cuando hablamos de Social Media hay un KPI que reina sobre todos los demás: las Interacciones.

Social Media no es cantidad, es Comunidad. Y Comunidad no es cantidad es afinidad. Y afinidad no se traduce en “me gustas”, se traduce en interacciones. Sin interacción no hay relación y sin relación no hay Comunidad. Sin Comunidad, y  creo que podemos estar todos de acuerdo en esto, no hay Social Media.

Las Redes sociales sin interacción no existirían, y las que triunfan lo hacen porque se han transformado en un entorno donde hay muchas personas que se relacionan entre sí. Donde hay usuarios activos hay Redes sociales importantes. Donde hay usuarios activos hay materia prima para construir modelos de negocio y, en consecuencia, hay un ecosistema en el que hacer e impulsar negocios.

Si hay Interacciones lo estás haciendo bien

Para medir y monitorizar las interacciones no es necesario disponer de grandes estructuras de procesamiento de datos (lógicamente, todo depende de la magnitud de aquello que queramos monitorizar), lo que sí es necesario es definir muy bien qué tipo de interacciones nos interesa generar, cómo las vamos a medir, cómo las vamos a interpretar y, una vez medidas e interpretadas, qué vamos a hacer con la información.

Las Interacciones son los verdaderos Social Smart Data

Los informes y los gráficos están bien, son necesarios, pero la aplicación del análisis en el desarrollo de los negocios es la verdadera piedra filosofal.

A modo de orientación genérica (pero muy útil), recomiendo este artículo de Lisa Morgan en Information Week: 7 Smart Ways To Leverage Social Data.

Un artículo con un comienzo estimulante: Social media data is not just for marketing anymore… y en el que la autora enumera 7 Smart usos de los datos que obtenemos en el entorno Social Media para activar ámbitos estratégicos de las empresas y los negocios:

social media adiction 2015
    • Predict Demand
    • Understand Product Life Cycles
    • Compare An Alternative Business Model
    • Optimize Pricing
    • Improve Product Safety
    • Manage Risks
    • Hire Better Candidates

Supercomputación, Big Data y mucho más…

Quiero concluir este post con un agradecimiento. Muchas gracias al BSC, Barcelona Supercomputing Center, por su amable invitación a visitar y conocer el MareNostrum, uno de los Supercomputadores más potentes del mundo, y, lo más importante, por explicarme lo que la supercomputación realmente significa en campos muy diversos.

Durante una extraordinaria experiencia que duró casi 2 horas, un grupo de profesionales tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano cómo se utilizan más de 48.000 procesadores trabajando en paralelo. Trabajando para aportar nuevas perspectivas e innovadoras soluciones en el ámbito de la investigación científico-técnica y en el desarrollo de proyectos que van desde la astrofísica a la medicina pasando por la ingeniería, la automoción, la aeronáutica, el urbanismo, el diseño de packaging, el análisis de patrones de comportamiento en entornos digitales y otros muchos campos.  Todo ello con un denominador común: el Big Data.

Los profesionales del Marketing no estamos acostumbrados a hablar de Supercomputación, aunque sí lo estamos a hablar de Big Data.

Desde luego, encontrarse ante el MareNostrum hace que le concepto “Big” adquiera una nueva dimensión y hace que el concepto “Data” adquiera forma y volumen.

Con todo, el MareNostrum no deja de ser una máquina (maravillosa y compleja) y el Big Data no deja de ser un orden de magnitud. Por tanto, contemplando el MareNostrum entendemos que siempre habrá máquinas que sean capaces de procesar volúmenes de datos cada vez más ingentes.

Lo que hace verdaderamente impresionante al Marenostrum son los más de 400 científicos y técnicos de 41 países que trabajan en el equipo que lo hace funcionar. Esas 400 personas son el intelecto y el alma de Marenostrum  Ellos son quienes marcan la diferencia entre el Supercomputing y el Smartcomputing.

Una cosa es segura en cuanto al Big Data: cada día es más Big. Por eso cada día necesitamos ser más Smart para transformar los Data en Solutions