Trabjando con los influencers en Lewis & Carroll

Influencers que mueven el mercado.

Uno de los beneficios más importantes, si no el que más, de la presencia de cualquier persona, personaje, empresa, marca o institución en las Redes sociales es la capacidad de “movilizar” a otros. De movilizarlos fuera de la Red. De movilizarlos en lo que llamamos “mundo real”.

Una propuesta es buena cuando, una vez escapa al control de quien la ha formulado, otros la asumen como propia, se identifican con ella y la utilizan en su conversación.

 ¿Qué se necesita para movilizar a las personas a hacer algo?

los valientes primeroPara movilizar a muchas personas a hacer “algo” hacen falta unas cuantas personas que estén convencidas de ese “algo” y asuman el compromiso de convencer a otros, de ilusionar a otros, de recomendar a otros.

Una propuesta, la que sea, no es buena por su literario estilo de redacción, por estar melódicamente pronunciada o bellamente ilustrada. Una propuesta es buena cuando, una vez escapa al control de quien la ha formulado, otros la asumen como propia, se identifican con ella y la utilizan en su conversación. A estos “multiplicadores” del alcance de un contenido, un concepto o una idea les llamamos Influencers.

Todos utilizamos a menudo propuestas ajenas que hemos incorporado a nuestro “credo”. Las utilizamos para convencer a otros, para motivar a otros, para movilizar a otros o para disuadir a otros. Y esos “otros” tienen en común que nos ven como alguien en quien confiar. Son nuestros amigos, nuestra familia, nuestros colegas de trabajo, nuestros compañeros de hobby o aventura, nuestros alumnos, nuestros clientes. Forman parte del  segmento, o segmentos cercanos de gente que se fía de nuestra opinión, nuestro criterio y nuestro consejo.

Todos tenemos a nuestro alrededor un grupo, o más de uno, de personas en las que influimos. Y todos formamos parte del ámbito de influencia de alguien.

Todos somos Influencers potenciales

En el “mundo real” formamos parte de círculos de personas que conocemos y nos conocen. En el mundo “online” formamos parte de grupos de personas que no nos conocen y que no conocemos absolutamente de nada. La gran diferencia que abre el entorno online es que nos da la posibilidad de establecer relaciones muy estrechas, con un nivel de confianza grande, con gente que no conocemos y no nos conoce, pero en cuya opinión, criterio y recomendación confiamos para tomar alguna decisión o para cambiar decisiones que ya teníamos tomadas.

Influencers - Quienes son

El “recomendador” da el primer paso, los demás, muchos o pocos, le seguirán. Los primeros seguidores serán también los primeros en convencerse y actuarán como correa de transmisión a sus respectivos círculos de influencia. A ellos les llamamos Influencers.

Cuanto más convencidos estén los primeros seguidores mayor énfasis harán en compartir la recomendación y, de esta manera, la propuesta inicial, el argumento que convenció al primer “seguidor”, llegará a segmentos más lejanos donde encontramos a los grandes grupos de todos aquellos que se apuntarán a probar algo nuevo pero nunca serán ellos los primeros que vayan a buscarlo. Y todo eso lleva su tiempo.

Estos últimos, los cómodos y reactivos, están lejos de la influencia inicial de una idea nueva, de una propuesta revolucionaria, de un argumento innovador. Para llegar a los “muchos”, primero tenemos que conquistar a los “pocos”.

Influencers - Gráfico de Rogers - MooreEste gráfico (conocido como la Curva de Rogers o como el Gráfico de Moore) nos muestra una cuantificación-tipo de los diferentes segmentos en que podemos dividir nuestro mercado potencial ( al final de este post tienes una explicación de Sayra Zaracort para entender mejor la importancia de la Ley de Moore).

A esos a los que en este artículo llamamos “valientes” están localizados en el primer y el segundo segmento: son los innovadores y los early adopters, según nomencaltura de Rogers, o entusiastas y visionarios, según nomenclatura de Moore. De estos dos grupos, que representan apenas el 16% de lo que podemos considerar nuestro “público potencial”, depende que lleguemos a los grupos cuantitativamente numerosos: la mayoría precoz o pragmáticos (early majority) y la mayoría rezagada o conservadores (late majority). En el último segmento encontramos a los que normalmente se denominan tradicionales o escépticos (lagarts).

Como bien muestra el gráfico, la conquista de los primeros “valientes” (innovadores / entusiastas) es determinante para conseguir atraer e involucrar a los early adopters / visionarios y, después, queda la parte complicada (como si conseguir llegar hasta ahí fuese sencillo!), salvar el abismo (chasm) que nos lleva hacia el Mainstream Market, es decir, tender un puente que nos lleve al mercado masivo.

El objetivo fundamental de una Estrategia Social Media es conseguir entrar y conectar con el Early Market.

Ese es el verdadero objetivo. Eso es lo importante. Si perseguimos grandes números desde el principio, si queremos meternos de lleno en el Mercado masivo (teniendo en cuenta que el Mercado masivo es diferente para cada negocio) sin tener en cuenta a los entusiastas y los visionarios, nos pueden pasar dos cosas:

  • que nos quedemos atrapados en el abismo
  • que lleguemos a un mercado que en realidad no es el nuestro

Los atajos no son el mejor camino en el entorno Social Media.

Para no perdernos necesitamos guías y los mejores guías que podemos tener son los propios usuarios, los usuarios adecuados. Los mejores guías, los mejores Influencers, son los valientes.

 


La Ley de Moore

El 19 de abril de 1965, la revista Electronics publicó un documento elaborado por Gordon Moore en el que anticipaba que la complejidad de los circuitos integrados se duplicaría cada año con una reducción de costes muy considerable. Conocida como la ley de Moore, su predicción ha hecho posible la proliferación de la tecnología en todo el mundo y hoy se ha convertido en el motor imparable cambio tecnológico.


 

José Antonio Rodríguez @jarodriguez  @lewisandcarroll

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *