En Lewis & Carroll siempre tenemos tema de conversación

¿De qué estamos hablando?

Cuando escribes un mail, ningún programa de correo electrónico te deja enviarlo si no introduces un destinatario. En cambio, hay muchos programas de correo (todos?) que te permiten enviar un correo electrónico sin asunto.

¿Responde esto a la lógica (que me digan de quién, por favor…)  de que es imprescindible saber a quién se le envía un mensaje pero no lo es decirle de qué se le habla en ese mensaje? Total, ya se enterará cuando lo abra… si lo abre.


¿Hay algo peor que un mail sin asunto?

Por supuesto, los mails que empiezan con un “RE: y luego el asunto“. Un mail de respuesta es peor que uno sin asunto? Lo es si la respuesta no tiene nada que ver con el asunto al que se supone que el mail responde.

Necesitas un tema de conversación - Lewis & Carroll

Me explico. Recibes un mail de respuesta a uno que tu enviaste (hace tres semanas, o un par de meses…) y en el que hablabas, vamos a suponer, de que acababas de salir de una reunión y en dicha reunión se habían debatido temas que al destinatario le resultarían interesantes, temas de los que tú le hacías un breve resumen en el mail. Y en el susodicho mail de respuesta, el remitente (destinatario del mail inicial) te dice que estás invitado a una barbacoa en su casa el próximo fin de semana.

Es decir, quien te responde ha buscado el último mail tuyo que recibió, o utiliza el primer mail tuyo que ha encontrado, y hace un “responder” para decirte aquello que sea que tenga que decirte, sin tomarse siquiera la molestia de cambiar el asunto. Puesto que al “responder” ya quedan todos los campos rellenados por defecto, solo tiene que escribir y enviar. Y tú ves un mail en tu bandeja de entrada, que se supone que responde a algo que tú enviaste, porque así se deduce del asunto, y luego resulta que tu mail inicial es tan solo la manera más cómoda que el remitente ha encontrado para enviarte un mensaje de lo que sea.

Resulta sorprendente lo complicado que es escribir el asunto en un mensaje. Porque el tercer lugar del ranking estaría reservado a los mensajes del tipo “FWD: y luego el asunto“, o “RV: y luego el asunto“. O sea, un reenviar. Me llega algo, hago un reenviar y que siga su camino. O, a modo de aportación de valor, el remitente le ha dedicado 17 milisegundos a teclear en el cuerpo del mensaje las letras FYI. For Your Info, Ah, bueno, eso ya lo aclara todo…

Lo mismo que aplica al correo electrónico aplica a las Conversaciones en las redes sociales.


Un mail sin asunto es como una Conversación sin tema.

  • Vamos a hablar a las Redes sociales, dijo la Marca.
  • De qué me vas a hablar?, le preguntó el usuario.
  • Yo soy la Marca, dijo la Marca.
  • De qué me vas a hablar?, preguntó, de nuevo, el usuario.
  • Yo soy la Marca, dijo la Marca, tú sígueme y ya verás qué interesante soy.
  • Pero de qué me vas a hablar?, preguntó el usuario, por educación, que ya no por interés.
  • Te he dicho que soy la Marca, dijo la Marca.Te hablaré de mí, naturalmente, de qué otra cosa esperas que te hable? Yo soy la Marca, o es que no lo has entendido?

Pero ya no había nadie escuchando, nadie que tuviese interés en entender nada, porque no sabía para qué asunto le estaban pidiendo su interés.

A un amigo se le tolera, aunque no nos guste, que no se tome la molestia de decirnos de qué quiere hablarnos. A una Marca no.

Por favor, tomémonos todos la molestia de ponerle asuntos a los mails y temas a las conversaciones. Asuntos y temas adecuados. Que no cuesta tanto, que es un tiempo bien empleado, que vamos todos con muchísima prisa siempre para todo.

Vísteme despacio, que tengo prisa. Hoy acuñaríamos de nuevo esa sabia sentencia y seguramente nos saldría algo así: vísteme despacio, que tengo prisa… pero date prisa.

La prisa es la gran excusa de nuestro tiempo, un tiempo que podría ser mejor si no tuviéramos siempre tanta prisa.

José Antonio Rodríguez @jarodriguez / @lewisandcarroll

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *